Seguramente te han dejado la tarea de descongelar la comida a domicilio y se te ha olvidado o la has puesto en alguna parte de la cocina para que se descongele a temperatura ambiente, o peor aún, ponerla directamente al sol. ¡Esto es un error! Aquí te contamos como descongelar tus alimentos sin morir en el intento.

Para descongelar cualquier tipo de alimento existen tres métodos:

Descongelar comida a domicilio en el refrigerador

Este método requiere de toda tu paciencia y que no tengas tantas ganas de comer eso que vas a descongelar en el momento ya que el proceso puede durar más de un día, dependiendo de la cantidad, peso y tamaño de lo que vayas a descongelar, sin embargo, esta técnica es la más segura de las tres.

Solamente tienes que “bajar” tu comida del congelador al refrigerador y dejarla ahí al menos un día, esto varía dependiendo de la zona de tu refri en que lo pongas algunas reciben más o menos frío. Considera también ponerle un plato o algún recipiente para que el hielo derretido no gotee sobre otros alimentos y que el empaque de tu alimento no filtre o absorba nada; en todo ese caldo de nutrientes se podrían seguir multiplicando las bacterias y eso es lo que menos queremos.

Con este método puedes volver a congelar el alimento, pero es probable que pierda calidad y textura, así que te aconsejamos cocinarlo antes de volver a congelarlo.

Descongelar comida con agua fría

Esta técnica es intermedia, puede tardar entre una a cuatro horas, dependiendo de la cantidad y grosor de tus alimentos. Nunca utilices agua caliente, porque esto podría hacer que se descomponga fácilmente las carnes y que pierda su textura los vegetales.

Consiste en agregar tu alimento en un recipiente con agua fría y cambiarla aproximadamente cada media hora. Recuerda que el agua no debe de estar en contacto con ninguno de los ingredientes, así que debes mantenlos en un recipiente hermético durante este proceso, un empaque al alto vacío podría funcionar perfectamente.

Descongelar tus alimentos en el microondas

¿No tienes tanto tiempo y ya te mueres por preparar tu comida para seguir con tu día? El microondas en tu mejor opción, solo que ojo, debes de estar moviendo constantemente el alimento y volteándolo para que se descongele por todos lados y que no se comience a cocer. Revisa constantemente la zona intermedia para asegurarte de que todo esté perfectamente blando y sin hielo, a veces los costados se descongelan más rápido y tienden a coserse, sobre todo si estamos hablando de carne.

Este método es un poco más delicado, así que cocina inmediatamente porque algunas partes ya podrían haber comenzado su cocción o estar a temperaturas óptimas para que las bacterias comiencen a desarrollarse. No lo vuelvas a congelar una vez cocinado, ya que la textura y el sabor podría variar.

Estos consejos son específicamente para comida cruda, para evitar que los dejes olvidados en la encimera de tu cocina al irte a trabajar y que cuando regreses tenga mil y una enfermedades viviendo en su interior. Ten en cuenta que, con nuestro empaquetado al vacío, podrás refrigerar o congelar tus alimentos ya cocinados sin que estos pierdan sabor, textura o nutrientes. Así, cada vez que descongeles alguno lo sentirás como recién hecho en casa. No dudes más y pide tu Itacate hoy mismo.

Deja una respuesta