Llega la mitad de la quincena y lo que era una cena completa con cosas que pediste por delivery acompañada de un buen vino o cerveza de importación, se vuelve una sopa instantánea con agua y es ahí cuando te haces la clásica pregunta ¿En dónde se me habrá ido el dinero? Te contamos algunas de las situaciones en las que pudiste haber despilfarrado la quincena sin darte cuenta (o tal vez sí).

En los viajes innecesarios en automóvil

Seguramente se te antojó una golosina de última hora o quisiste ir a correr a un parque diferente que está más lejos que el habitual y te decidiste ir en coche. Sería mejor que comiences a calentar yendo caminando o que utilices algún transporte ecológico como la bicicleta para aquellos lugares en los que llegas rápido, además de que te ahorras mucho tiempo en el tráfico.

El “yo invito” de cada quincena

Si el día de pago cae en fin de semana, está el clásico “vamos, yo invito” al terminar el horario laboral. Es probable que el dinero de tu comida se vaya en rondas de tragos para tus amigos o en combos de palomitas y refresco en los cines, no hagas planes sin revisar primero tus finanzas de la quincena.

“Total, para eso trabajo”

Seguramente si eres generoso con tus amigos, también lo quieres ser contigo mismo, y claro, eso no está nada mal, pero no siempre nos podemos dar el gusto. Realiza una lista de prioridades a la quincena o al mes y separa cierto dinerito para darte esos “lujos que te mereces” luego de haber pagado la renta y la comida.

Las ofertas online

En esta cuesta de enero seguramente te habrás arrepentido de haber comprado tantas cosas durante el Buen Fin, el Black Friday y el Cyber Monday, ¿ya usaste aquellas mancuernas que tanto querías o las dejaste arrumbadas junto con el tapete para hacer ejercicio y los tennis nuevos?. Como te comentamos antes, intenta separar un presupuesto para aquellos gustos “inesperados” de las ofertas en línea u otras modalidades que te hagan usar la tarjeta de crédito impulsivamente. Y si tienes ese ahorro, mejor no lo gastes, nunca sabes cuándo vas a necesitarlo para alguna emergencia real.

 Las constantes idas a las tienditas

¿Es necesario ir hasta tres veces al día por un snack o bebida para pasar la jornada? En este caso, te recomendamos llevar comida más saludable. Puedes consultar nuestro blog de Tips a la hora de comer en la oficina si quieres algunas ideas para tus colaciones de media mañana y media tarde.

La comida de lujo diaria

Con las prisas, los pendientes y hasta el cuidado de los hijos, es probable que se te olvide empacar tu comida o que no tengas tiempo de cocinar, por lo que optas por comer en el restaurante más cercano pero carísimo y que además ni siquiera es tan bueno. Esto no tiene que ser así, en CocinandoItacates te ofrecemos cinco menús completos para toda tu semana laboral, los llevamos hasta tu domicilio u oficina y te garantizamos la sazón y el sabor de nuestra comida casera. Nuestros empaques son fáciles de guardar, de transportar y de calentar así ahorras tiempo y dinero.

Ahora que ya sabes cómo se te pudo ir tu quincena, presta mayor atención a tus gastos y pon a prueba los consejos que te damos en cada uno de los puntos, por lo pronto, la comida ya está servida con nosotros, mira nuestro menú semanal y programa tu itacate para tener comida siempre lista en el refri.

Deja una respuesta