Ya en varias ocasiones hemos sido blanco en las redes sociales de los comentarios de personas de otros estados de la república que, si los capitalinos no le agregamos queso a las quesadillas o que si todo lo convertimos en torta, pero sin lugar a duda, la comida de la Ciudad de México es rica en varios platillos de donde elegir, desde los tacos a las afueras de los antros, pasando por las comidas corridas y la comida 100 % casera.

Las quesadillas, con o sin queso, son una garnacha favorita de los chilangos, pero claro, lo que no les puede faltar son los guisados como champiñones, papa con chorizo, huitlacoche, picadillo, entre otras. También contamos con dos variantes, las fritas de sartén que usualmente encontramos de noche, o las de comal que son típicas para un desayuno.

Los tacos de canasta bien bañados y sudados en su aceite con mucha cebolla, la magia está en que las personas que lo sirven saben el sabor exacto del que seleccionan con las manos, ya sea de papa, chicharrón, frijol o de adobo.

Nada mexicanísimo como los nopales, los disfrutamos en todas sus variantes como ensalada, sopa, asado, con queso, en el tlacoyo, en mole, entre otras. En este punto ya te dejamos babeando, ¿verdad?

Las tortas no pueden faltar, ya sean las clásicas guajolotas con su tamal adentro o los tecolotes con sus chilaquiles bien bañados en salsas hasta los pambazos. Además de las típicas de cada puesto con sus nombres exóticos que incluyen a gente famosa de acuerdo con los ingredientes de cada una.

Comida para capitalinos (tortas/guajolotas).

Toda la variedad de antojitos placeros como la papas, los chicharrones, los churros, los charritos, los cueritos, las patitas de pollo, todo eso mientras echas una plática con tu compa en alguna plaza o mientras sales a pasear con la novia o peoresnada.

Y, por último, pero no menos importante, los capitalinos tenemos las comidas corridas o cocinas económicas, que sin duda se inventaron para aquellas personas que siempre están a las carreras y no tienen tiempo de cocinar, o a aquellos papás solteros o madres que no pueden cocinar pero que aún así quieren que sus hijos disfruten de comida casera. Así que qué mejor que una comida casera para llevar.

Recuerda que en Cocinando Itacates te ofrecemos comida sin conservadores, solo tienes que pedir tu menú de cinco guisados, cinco guarniciones y cinco acompañamientos para ¡TODA TU SEMANA! O si tienes invitados, compartirlos con ellos. Así que tú decides si es para el desayuno, la cena o la comida, obtén 5 comidas completas a un súper precio y con todo el sabor de la comida casera de la Ciudad de México.

Una respuesta

Deja una respuesta